Salud física y emocional, relación de pareja

Salud física

usada_saludemocional1.jpg
Si sufres cualquier tipo de enfermedad, es importante que consultes con tu médico antes de intentar quedarte embarazada.
Si tu enfermedad no es curable o si ya sabes que deberás convivir con ella mucho tiempo, deberías plantearte si te sientes capaz de compaginarla con un embarazo, y más tarde, por supuesto, con tu hija o hijo.
Muchas enfermedades crónicas no son un impedimento para un embarazo ni para tener un bebé sano.
Sin embargo sería conveniente que si tienes diabetes, cualquier enfermedad del corazón, enfermedades de inmunodeficiencia, etc. hablaras con tu médico para saber como puedes enfocar tu embarazo para que éste pueda “llevarse bien” con tu enfermedad. Hacer deporte de forma regular también ayuda de forma preventiva a tener una salud más fuerte, a sentirse bien y llevar un ritmo de vida más equilibrado.
Si ya estás embarazada, no empieces ahora a practicar de forma intensiva un nuevo deporte, haz actividades físicas suaves e infórmate. Si estás pensando en quedarte embarazada puedes usar el tiempo de espera...¡pon tu cuerpo a tono!

Salud emocional

Tener una buena salud física es igual de importante para el embarazo que sentirse bien, feliz, en paz, tranquila. Tener una buena salud emocional es un requisito esencial. Si no te encuentras bien emocionalmente por las causas que sea y deseas un embarazo, sería importante que lo solucionaras.
Piensa en qué te hace sentir mal, en cuál es el problema que te hacen sentir baja de ánimos y no dudes en buscar ayuda si es necesario.
Antes de plantearte un embarazo deberás almacenar fuerzas y salud.

Relación de pareja

Un embarazo puede uniros mucho a ti y tu pareja, puede ser un gran sueño compartido. Pero un embarazo también puede ser una fuente de discusiones, frustración, enfados, tristeza.
usada_pareja1.jpg
Una pareja que tenga una relación sana, sincera, de apoyo mutuo y respeto podrá iniciarse en la aventura de una embarazo estando bien equipada para el viaje. Pero para una relación de pareja que no vaya bien, que esté rodeada de dudas, peleas, falta de confianza, falta de respeto y amor, el embarazo no será la solución a todo ello.
Por ello, otro de los factores sobre los que puedes reflexionar al plantearte un embarazo es tu relación amorosa: ¿cómo es? ¿te da fuerzas y hace sentir bien? ¿tu pareja también desea este embarazo o se ve forzada a ello?

Lee más acerca de el papel de tu entorno al planear un embarazo.

Haz tu aportación en el Foro o lee los comentarios sobre este tema: Concepción - deseo un embarazo