Semanas 35 a 40 – noveno mes de embarazo - tu cuerpo

Tu cuerpo - La cuenta atrás

Hasta la semana 35 tu volumen de sangre ha aumentado el doble. A partir de entonces sigue constante hasta el parto.

Tu útero sí sigue creciendo y apretando los distintos órganos hacia los costados y hacia arriba. Entre otras, tendrás la necesidad de ir muy a menudo al servicio.

Tus hormonas estimulan los pechos, que se llenan de leche. Tu bebé tiene un sistema inmunológico básico, que se fortalecerá durante la lactancia con la ayuda de tu leche.

El diámetro de la placenta mide entre 20 y 25 cm y mide entre 2 y 3 cm de grosor. El líquido amniótico llega a su máxima cantidad (1 litro) en la semana 38. A partir de entonces se reduce muy rápidamente, por ello es importante controlar a la madre y al bebé cuando el embarazo se alarga más de lo planeado.

Las semanas 39 y 40 (y en caso de que el parto se retrase las posteriores) suelen ser duras para la mayoría de las embarazadas: el útero ocupa una grandísima parte de tu barriga, tu bebé aprieta y empuja por todas partes, cuesta encontrar posiciones adecuadas.

Es común que cueste dormir ya que tu barriga no te permite encontrar una posición agradable. Sin embargo existen trucos para dormir mejor. Si tu bebé ya ha adoptado la posición adecuada para el nacimiento notarás un alivio para tu estómago, que tendrá más espacio. También te costará menos respirar.

Aunque ya haya cambiado de posición aún pueden pasar varias semanas hasta el nacimiento.

Haz tu aportación en el Foro o lee los comentarios sobre este tema: El embarazo mes a mes – Calendario