Ovulación: Método Billings o del moco cervical

Relación del moco cervical con el ciclo

El método de cálculo de ovulación llamado Billings, o el método del moco cervical, se conoce por este nombre por el matrimonio Billings, quién observó la importancia y la dinámica del moco cervical del cuerpo de una mujer y su relación con los días de la ovulación. La base de este método es la afirmación de que el moco cervical cambia según la etapa del ciclo menstrual en el que te encuentres.
Justo después de la menstruación las glándulas del cuello uterino producen poca mucosidad y es por ello que seguramente en estos días notarás tu vagina más bien seca o más seca que en otros momentos de tu ciclo menstrual. También notarás que el color es blanquecino o hasta incluso amarillento.

usada_mococervical.jpg

Antes y durante la ovulación

Unos días antes de la ovulación esto cambia: la producción del moco cervical aumenta en cantidad. La calidad de esta mucosidad también es diferente, es más clara, casi transparente. Se trata de una mucosidad más elástica. Esta es una de las características más importantes, que permiten hacer la prueba: toma un poco de esta mucosidad de tu vagina entre los dedos y sepáralos de manera que podrás ver como esta mucosidad es flexible y puede estirarse unos cuantos centímetros como un hilito sin romperse. La consistencia será la parecida a la clara de un huevo crudo.
Esta mucosidad contiene los niveles químicos más óptimos de todo tu ciclo menstrual para permitir la entrada de los espermatozoides y su supervivencia, ya que en parte también contiene alimento que les permitirá sobrevivir unos días en tu útero. Todo esto hará que tengas sensación de humedad en tu vagina. Tu cuerpo se prepara para la ovulación, para la expulsión de ese óvulo que podría ser fecundado dando inicio a un embarazo.
Este patrón es sin embargo el ideal, el que debería seguir el cuerpo de una mujer sana, en edad fértil y que no sufra ningún tipo de anomalía.

Pasada la ovulación

Una vez pasado el momento de la ovulación la cantidad y consistencia del moco cervical cambia: es mucha menos mucosidad, menos clara y no tiene la capacidad de flexibilidad de la de la fase anterior.
Para controlar la cantidad y consistencia de tu mucosidad cervical deberás escoger un único sitio, por ejemplo en la entrada de la vagina, y observar, varias veces por día, por ejemplo cuando vayas al servicio, su aspecto y tacto. También puedes ayudarte del papel higiénico para hacer tu valoración.

Cada mujer, cada cuerpo es diferente, quizá en tu caso este método no se adecuado porqué tu mucosidad es siempre muy abundante y te cuesta distinguir varias etapas, o quizá sea este el método ideal porqué es fácil, sin coste alguno, y seguro, porqué te permite saber con certeza cuando tu cuerpo te cuenta que va a ovular. Si lo deseas puedes ir anotando la cantidad y calidad de esta mucosidad durante tu ciclo menstrual de manera que al final podrás establecer un patrón que te ayude a prever cuando será tu próxima etapa fértil.

Si lo deseas puedes ir directamente al Foro de Nueve Meses y comentar los diferentes métodos del cálculo de ovulación.